Antes

blefaropastia facial sin cirugía antes y después

Después

blefaropastia facial sin cirugía antes y después

¿Qué es?

La blefaroplastia sin cirugía es un tratamiento de REJUVENECIMIENTO PERIOCULAR GLOBAL. En este tratamiento conseguimos:

  • Disminuir el pliegue del párpado superior: A través de la retracción de los tejidos conseguimos disminuir la piel flácida del párpado superior, mejorando el aspecto de párpado caído.
  • Rejuvenecimiento periorbitario: se realiza un lifting epidérmico mejorando así la textura de la piel, la profundidad y el grosor de las arrugas tanto de los párpados como de las patas de gallo.
  • Disimulamos las bolsas: Al mejorar la textura de la piel y a través de la retracción de la misma, reposicionamos las bolsas, consiguiendo así un aspecto mucho más uniforme.
  • Este proceso se realiza mediante un tratamiento que no requiere el paso por el quirófano, obteniendo así unos beneficios similares, pero de una forma más rápida, segura y económica.

blefaropastia facial sin cirugía

¿Quién lo realiza y cómo es el procedimiento?

El procedimiento tiene que ser realizado por un médico (que está debidamente especializado en la técnica) con un aparato médico llamado PLASMAGE, que utiliza la energía del plasma. La blefaroplastia no quirúrgica con PLASMAGE se realiza mediante múltiples puntos de sublimación de la capa más superficial de la epidermis. Esto produce una retracción de la piel del párpado y lo eleva. Dado que estos puntos no sobrepasan la epidermis, no producen sangrado, no dejan cicatriz y tampoco es necesaria ninguna sutura al final del procedimiento.

¿Para quién está indicado?

Está indicado para aquellas personas que presenten exceso de piel del párpado superior o inferior (pliegues en el párpado), para mejorar el aspecto de las bolsas de los párpados y para hacer en rejuvenecimiento periocular global, ya que mejora las arrugas de toda la zona periocular.

Te mostramos casos de éxito de este tratamiento: “antes y después”.

El tratamiento dura aproximadamente 30 min.
Los resultados son duraderos y pueden permanecer de 2 a 5 años. Se pueden realizar retoques siempre que se considere necesario.
Dependerá del grado de laxitud del párpado o la profundidad de las arrugas a tratar, y pueden ser necesarias de 1 a 3 sesiones, con un intervalo de 2 meses entre cada una.
Te podrás incorporar a la vida diaria a las 48-72h del tratamiento.
No es doloroso, porque se aplica una anestesia tópica, pero puedes llegar a notar un pequeño escozor durante el tratamiento.
Pequeña inflamación transitoria que desaparece en 2-3 días, pequeñas costras (postillitas) que desaparecen en 6 días. Cuando caen estas costras, la zona queda con una ligera rojez que disminuye paulatinamente a lo largo de 1-2 meses (se puede maquillar). No quedan cicatrices.
Tensa la piel flácida. Permite levantar los párpados. Los resultados son naturales y duraderos. No requiere una operación quirúrgica. No produce cicatrices. Es un tratamiento rápido y seguro. Puedes volver directamente a tus actividades cotidianas; mínimo impacto sobre la vida social.

Solicita información sin compromiso

Nombre*

Email*

Teléfono

Cuéntanos qué te interesa

* He leído y acepto la información sobre Protección de Datos de la presente página Web.

También puedes llamarnos al

986 952 597

o

Te llamamos