¿Algún evento a la vista? Sé previsora.

Ya estamos en el mes de Mayo y tenemos muy cerca el verano, por eso en este post quiero daros algunos apuntes para que seáis previsoras a la hora de solicitar vuestro tratamiento.

Ya que si tenemos algún evento en verano no lo sabemos pero para ver los resultados necesitaremos uno o dos meses para que sea visible.

Durante este mes de mayo, algunos pacientes acuden a consulta por que tienen alguna boda en junio o algún evento en el que se quieren ver bien.

Y realmente es lo idea, hacerse un tratamiento estético para verse perfecta en el evento que sea o cuando sea.

 

En el caso de los tratamientos faciales.

Cuando una paciente viene solicitando un tratamiento facial, debemos hacer una valoración global y normalmente hay que trabajar varios puntos; como por ejemplo, el óvalo facial, las manchas, la flacidez, los reposicionamientos de volumen, etc.

Es por eso que, hay algunos tratamientos que necesitan más tiempo que otros, y también debe de darnos tiempo para hacer las revisiones del mismo.

 

Si el paciente quiere hacer un reposicionamiento facial con una elevación de pómulos, lo ideal es hacerlo un mes antes.

Lo mismo ocurre en los tratamientos para los labios, porque después de hacer el tratamiento se hace la revisión a la semana o a los 15 días.

¿Qué ocurre? Que son tratamientos en los que suelen salir algún que otro hematoma, y es importante no ir al evento así, de ahí a que debamos adelantarnos.

Después de la valoración global, si el tratamiento que hemos escogido es una toxina botulínica, lo ideal es venir 3 semanas o 1 mes antes para que nos dé tiempo a hacer el tratamiento y a los 15 días hacer  la revisión, y que no quede ningún hematoma (a pesar de que son pequeños, si lo hacemos unos días antes del tratamiento tendremos que preocuparnos de taparlos, y si somos previsoras esto no ocurrirá).

 

Si lo que hemos escogido son otros tratamientos para la flacidez ,  y vamos a hacerlo con hilos o con inductores de colágeno, tenemos que pensar que en general, tanto para el óvalo facial como para el cuello, los tratamientos de flacidez lo que van a producir son una inducción de colágeno, entonces no es lo mismo que otros tratamientos (en los que simplemente se pone el ácido hialurónico y ya está hecho)  en este caso, dependerá del paciente porque hay que esperar a que su cuerpo produzca colágeno, y será entre mes y medio y dos meses.

Y el efecto real se verá en dos meses.

Resumiendo, para trabajar el óvalo facial para una boda por ejemplo, el tratamiento ha de ser como mínimo con 2 meses de antelación al evento.

 

Lo que ocurre con los tratamientos para las manchas, es que se pueden hacer en el mes de mayo, pero es muy justo, nosotros recomendamos siempre hacerlo en invierno.

Si lo hacemos con luz pulsada, genera una pequeña quemadura (a pesar de ser controlada no deja de ser una quemadura). Tenemos que hacer dos o tres sesiones, normalmente son una mes, y si empezamos en mayo no da tiempo, porque en pleno junio el paciente no puede ir a la playa con estos tratamientos.

Por otro lado están los peelings, que si tenemos una mancha tipo melasma y queremos levantar esta mancha hay que hacer un peeling que produce un pelado de la piel, por eso no se puede hacer en verano.

Por todo esto decimos que los tratamientos para las manchas, deben hacerse en invierno.

 

En los tratamientos de micropigmentación tenemos que pensar que debido al tratamiento, se van a formar algunas costritas en la zona, por lo que para que el trabajo esté perfecto también tendremos que adelantarnos un mes o un mes y medio.

Cuando vamos a hacer tratamientos de recuperación del tejido, imaginémonos una piel muy deshidratada que tiene muchos poros abiertos, necesitamos hacer tratamientos combinados, entre peelings y tratamientos con mesoterapia.

Estaría bien hacerlo  3 meses antes del evento para conseguir la recuperación total de esta piel.

 

Algo muy habitual, es que por nuestra clínica entren muchos pacientes a mediados de mayo con una boda a primeros de junio, y en algunas ocasiones no nos da tiempo a realizar el tratamiento, pero únicamente es por falta de tiempo, por no haber venido antes para dar tiempo a la recuperación del mismo.

 

 

En el caso de los tratamientos corporales.

 

Ahora mismo estamos en una época del año en la que todo el mundo viene para tratar la flacidez, la celulitis, la grasa localizada, etc.

A la hora de hacer los tratamientos hay que pensar en que estos tratamientos pueden dejar algunas marquitas (pequeños hematomas).

Entonces, esto va a depender un poco de cuando el paciente quiera exponerse al sol.

Por lo que si empezamos ahora en el mes de mayo o junio y va a exponerse dentro de un mes nos decantaremos por el uso de máquinas como ultrasonidos, diatermia, radiofrecuencia…

¡Las máquinas van a trabajar los diferentes problemas que tengamos pero sin dejar marcas!

Si se va a tratar la flacidez, utilizamos biodermogenesis.

Si se va a tratar la celulitis, utilizamos radiofrecuencia (Imperium o Indiba).

Y si lo que vamos a tratar es la grasa localizada, utilizaremos ultrasonidos.

 

En algunas ocasiones, hay que utilizar tratamientos combinados, en los que mezclamos aparatología médica con tratamientos con inyecciones.

Las inyecciones pueden dejar algunos pequeños hematomas, entonces imaginémonos que si hay que hacer 8 o 10 sesiones y estamos en mayo y el paciente quiere ir a la playa en junio no nos va a dar tiempo, porque van a quedar marcas o pequeños hematomas.

 

Espero haberte ayudado en la planificación de los tiempos con respecto a los tratamientos más demandados en esta época.

 

Si tienes cualquier consulta no dudes en preguntarme, estaré encantada de ayudarte.

 

 

Un saludo,

Dra. Graziella Moraes.

 

 

Artículos recomendados

Escribe tu comentario