Los 12 ERRORES que debes evitar este verano

El verano está al caer y pese a que es una época para relajarnos no podemos olvidarnos de los cuidados de nuestro cuerpo. Las altas temperaturas, el sol prolongado y el cambio en el ritmo de vida afecta directamente a nuestro cuerpo, y sobre todo a nuestra piel.

A continuación, os dejamos una lista con los 12 errores a evitar para broncearnos sin peligro y que nuestra piel luzca sana y bonita.

 

  1. Hidratarse poco hidratarse

Parece obvio que en verano sudamos más que en invierno y que nuestro cuerpo necesita mayor hidratación, pero muchas veces se nos olvida que beber un mínimo de 2 litros al día es fundamental tanto para nuestro interior como para hidratar nuestra piel y que luzca bonita. Además, en verano muchas veces sustituimos el agua por refrescos o bebidas alcohólicas que quizá nos quitan la sed pero que no nos hidratan de igual manera (Además de contener azúcar y otros aditivos).

 

  1. Depilación con cuchilla

Llega el calor y queremos lucir perfectas y recurrimos a la primera maquinilla que tenemos en casa. Esto puede dañar nuestra piel, sobre todo para aquellas personas con la piel más fina o sensible, además de ocasionarnos pequeñas heridas que pueden llegar a infectarse con el roce de la arena o el salitre.

 

  1. No cuidar las pieles grasas

Muchas personas piensan que el sol seca las espinillas y que las pieles grasas mejoran en verano sin embargo no podemos olvidarnos que la exposición al sol aumenta la producción de sebo. Por lo tanto, si este es tu tipo de piel debes protegerla con fotoprotectores específicos.

 

  1. No usar crema solar adecuada a nuestro tipo de piel

Usar una protección no adecuada a nuestro tipo de piel puede ser tan perjudicial como no utilizarla. Cada piel es diferente, y es importante conocerla y utilizar protectores adecuados. Tampoco debemos utilizar el protector solar corporal para el rostro ya que el tipo de piel poco tiene que ver y se protegerá mejor con productos específicos.

Es muy importante también tener en cuenta no solo la fecha de caducidad del bote si no el símbolo que nos indica cuánto dura el producto abierto en buen estado ya que es muy probable que pierda efectividad de un año para otro.

 

  1. Protección solar solo en la playa

En verano el sol luce todo el día, incluso aunque esté nublado los rayos ultravioletas llegan igual a nuestro cuerpo. Es un error muy común solo protegernos cuando vamos a la playa, pero no cuando salimos a hacer recados, a pasear o a trabajar. Es importante protegerse siempre, por eso recomendamos incorporarlo a la rutina diaria para que no se son olvide. Y por supuesto, acordarnos de reponer la crema cada 2 horas.

 

  1. Poco cuidado con el cloro y el salitre

El cloro y el salitre dejan residuos en nuestra piel que debemos quitarnos con agua limpia y jabón suave para que no nos irrite ni nos de reacción.

 

  1. No utilizar protector labial

Los labios son los grandes olvidados de la cara, igual que nos echamos una crema específica para el rostro debemos acordarnos de protegernos los labios ya que tiene una piel fina y que se deshidrata con mucha facilidad. Así evitaremos que se nos resequen, cuarteen y arruguen.

 

  1. No exfoliar la piel

La piel necesita eliminar las células muertas también en verano. Hazlo una vez a la semana o cada 15 días con productos que no irriten la piel o acudiendo a tu centro médico estético.

 

  1. Abusar del alcohol y el tabaco

En verano nos relajamos más, salimos, tenemos más vida social y eso incita a caer en malos hábitos como a aumentar el consumo de alcohol y tabaco, lo que afecta de forma directa a nuestra salud y a nuestra piel.

 

  1. No usar ropa adecuada exfoliar la piel

Cuando las temperaturas son altas es aconsejable llevar ropa que favorezca la transpiración para evitar sudoraciones excesivas que pueden ocasionar reacciones en la piel o rozaduras.

Además, es fundamental proteger las zonas más expuestas al sol como son la cabeza o el cuello con gorros y también los ojos con gafas de sol.

 

  1. Mala alimentación

Una alimentación equilibrada favorece el bienestar en general del cuerpo. Los alimentos ricos en antioxidantes como las frutas o verduras ayudan a mejorar el aspecto y salud de la piel y muchos otros como los frutos secos o los huevos nos aportan vitaminas necesarias en nuestro organismo.

 

  1. Evitar la exposición solar durante las horas centrales del día

En la franja horaria entre las 12:00 y las 16:00 horas el sol incide con mayor fuerza y nuestra piel lo sufre. Se recomienda evitar la exposición en las horas centrales del día y si no es posible, utilizar cremas solares de muy alta protección.

 

Estos son solo algunas recomendaciones para disfrutar el verano de manera segura, protegiéndonos del sol y aprovechando sus beneficios. Y un recordatorio de la importancia de seguir cuidado nuestra piel también en verano para evitar la formación de manchas, el envejecimiento precoz y la aparición de arrugas.

Aprovechamos para recordamos que en Graziella Moraes puedes encontrar toda la gama de productos Estherderm para el sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PIDE CITA PARA TU DIAGNÓSTICO