en Medicina estética, Tratamientos

Hola!

Ahora que llega el invierno es el momento perfecto para tratar las manchas de la piel.  La menor exposición al sol de esta estación hace que sea el momento idóneo para su tratamiento.

Las manchas son alteraciones superficiales del tejido cutáneo que pueden ser tratadas y eliminadas, consiguiendo unificar el tono de la piel y dándole uniformidad, luminosidad y aportando juventud.

Existen distintos tipos de manchas como veremos a continuación, manchas blancas o pálidas, rosadas o rojizas pero las que motivan más consultas son las manchas con distintos tonos de marrón causadas por un aumento de la melanina.

En general, las manchas suelen aparecer en el rostro, cuello, escote y manos, pero también pueden aparecer en brazos y espalda. No existe una edad a la que aparezcan, sin embargo, son más comunes pasados los 40 tanto en hombres como mujeres.

 

¿Cuáles son las causas habituales de la aparición de manchas?

Los motivos para la aparición de las manchas son diversos, el más habitual es la exposición al sol de manera reiterada y muchas veces sin protección.

Pero hay muchos otros factores que también influyen como:

  • Consumo de tabaco
  • Mala alimentación
  • Cambios hormonales o traumas
  • Embarazo
  • Lesiones de la piel
  • Edad

 

¿Qué tipos de manchas existen?

Existen dos tipologías de manchas diferenciadas: las lesiones pigmentadas y las lesiones vasculares.

 

Lesiones vasculares

Las lesiones vasculares se producen por un agrupamiento de vasos sanguíneos. Suelen mostrarse como manchas violáceas o cómo rojeces de la piel.

Las más comunes son las siguientes:

  • Cuperosis o manchas rojas: Son manchas comunes en mujeres de piel clara y delicada. Se trata de diminutos vasos sanguíneos que ante cambios bruscos de temperatura se dilatan hasta derivar en pequeños granitos o imperfecciones. Lo habitual es que aparezcan en la nariz, pómulos y mejillas.

 

  • Rosácea: Es una afección común de la piel que causa enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles en la cara. También puede producir pequeñas protuberancias rojas llenas de pus.

Existen otras lesiones vasculares benignas como manchas en vino de Oporto, telangiectasias, hemangiomas, eritema, poiquilodermia de Civatte y muchas otras que también se pueden tratar.

 

Lesiones pigmentadas

Son las más comunes y están causadas por un exceso de melanina en la piel. Estas manchas pueden ser abultadas o planas.

Para la eliminación de este tipo de manchas se utilizarán tratamientos despigmentantes, que variarán en función deltipo de piel, de la mancha en sí misma y de su profundidad, ya que el tratamiento será diferente si las manchas son superficiales (como los léntigos) o profundas (como el melasma).

Las lesiones pigmentadas más comunes son:

  • Lentigos: Tienen un tono marrón que con el paso del tiempo puede ir cambiando de color, aumentando su tamaño e incluso su cantidad.

Son una manifestación del daño solar crónico (se acumula a lo largo de la vida) pero también pueden aparecer a causa del envejecimiento de la piel tanto en la frente, escote, antebrazos, dorso de las manos, hombros y espalda. Son manchas superficiales que se eliminan fácilmente con láser.

  • Melasma Son manchas de origen hormonal, por lo que afectan con mayor frecuencia a mujeres embarazadas, las que toman anticonceptivos o en la etapa de la menopausia, pues los cambios hormonales hacen que su piel se vuelva más sensible a la acción del sol. Es menos frecuente pero este tipo de manchas puede también aparecer en hombres.

Su aspecto es como el de manchas de café y aparecen en zonas prominentes como frente, pómulos o labio superior. Se encuentran en las capas más profundas de la piel, por lo que además del láser muchas veces requieren de peelings despigmentantes.

Existen otro tipo de lesiones pigmentadas menos comunes como las efélides (pecas), queratosis seborreica u otras discromías.

 

¿Cuáles son los tratamientos?

Existen varios tratamientos efectivos contra las manchas como son:  los peeling,
el láser, la luz led, el dermapen o los tratamientos orales.

En Graziella Moraes contamos con la plataforma medica de luz pulsada Harmony XL que dispone tecnologías específicas como el DYE – SR, una solución no quirúrgica que nos servirá para eliminar las manchas más superficiales, los lentigos.

Para las manchas de tipo hormonal habitualmente utilizaremos peelings y si ese melasma tiene un componente hormonal lo trataremos previamente con la luz pulsada de Harmony XL DYE – VL.

Para las manchas de tipo vascular trabajaremos con el láser y si se trata de una piel muy deshidratada, o muy sensible como por ejemplo una piel con rosácea haremos un protocolo especial complementario con peelings.

Todos estos tratamientos pueden combinarse con tratamientos orales para reforzar su efecto.

Como veis, existen múltiples tratamientos para las manchas, muchos de ellos complementarios entre sí. El éxito de estos tratamientos reside en un buen diagnóstico para valorar la tipología de la mancha, el tipo de piel y elegir así el tratamiento o tratamientos adecuados.

Pídenos cita y te haremos un diagnóstico personalizado de tu caso.

 

Artículos recomendados
Comments
  • fabricantes de cosmeticos
    Responder

    Una publicación estupenda. Nos será a todas de mucha ayuda para solucionar las manchas que podamos tener en la piel. Gracias por compartirlo, un trabajo genial.

Escribe tu comentario

Descubre la fotodepilación láserPIDE TU CITA GRATIS